Desde hace mucho tiempo es bien sabido que fumar es causa de la gran mayoría de los cánceres de pulmón. El consumo de cigarros o estar expuesto al humo de segunda mano representa un gran riesgo de padecer cáncer de pulmón. Esto, posiblemente, debido a las sustancias químicas que actualmente contienen los cigarros. Estas razones vuelven de vital importancia conocer la relación entre el tabaco y el cáncer.

Entre los tipos de cáncer provocados por el tabaco se encuentran el cáncer de laringe, el cáncer de boca, el cáncer de hígado, el cáncer de garganta y cáncer de pulmón que como pudimos ver anteriormente es de los tipos más comunes en nuestro país.

Estas razones son suficientes para recomendarle a las personas acostumbradas a fumar a que dejen de hacerlo lo más pronto posible. De igual manera a aquellas personas que usan sustitutos de tabaco como los chicles debido a que puede causar cáncer de esófago y páncreas Hacerlo representa una mejora notable en su expectación de vida. Dejar de fumar cuando se obtiene un diagnóstico de cáncer también es benéfico gracias a que reduce el riesgo de muerte.

Contacta a tu médico para obtener una valoración médica confiable o acude con el Dr. Jonás Maya Ochoa, quien te brindará la ayuda que necesitas.